Cosas que vinieron del Encuentro

Como cada vez que se celebra el Encuentro, voy a Madrid con una mochila casi vacía y vuelvo con ella casi llena… Es una de las mayores ventajas de tener tantos amigos y conocidos.

Portada del libro
Portada del libro

Lo primero fue traerme todo el material relacionado con el evento: el póster (dedicado por José Luis Povo) y el programa de mano. Sinceramente creo que es lo que más me gusta siempre, la calidad del material que producimos para anunciar el acto es bestial, o por lo menos, a mí me encanta.

Uno de los asistentes, Federico López Socasau (Cólin), me trajo dos libros, uno de ellos, relacionado con el tema de este blog, se titula Diccionario básico del cómic. “A lot of thank yous“, Federico ;-).

También recogí una figura que llevaba dos años “en el taller”. No tengo palabras para describir el magnífico trabajo realizado por Jesús y Fernando. Es increíble.

Figura de resina de La oreja rota
Figura de resina de La oreja rota

También he de aclarar que jugaba con ventaja, ya que ambos fueron los responsables del “trofeo” que le entregamos a Julián Hernández. Son unos verdaderos artistas y fruto de ello fue la merecidísima ovación que recibió Jesús durante el Encuentro por parte de los asistentes.

Y también vine con unos cuadernos de Xifort… Para los que no los conocéis, no me queda otra que decir que merecerán una entrada propia en este blog, ya que son una fuente inagotable de saber tintinófilo (o mejor dicho, tintinólogo).

Ahhhhh, y Fernando me regaló una versión en miniatura de un LP de Fausto… Gracias Nowhy!!!!

Gracias a todos!!!!!

Compartir:
  • Twitter
  • Facebook
  • email
  • StumbleUpon
  • Delicious
  • Google Reader

1 opinión en “Cosas que vinieron del Encuentro”

  1. Hola Pedro. Por la pequeña chorrada que me toca: ¡gracias a ti! sobre todo por tu dedicación al mundo de Tintín en general y a Mil Rayos en particular. Comparto plenamente la gran sensación de “mochila llena” de la que hablas en la entrada, tanto en el sentido literal como en el metafórico de compartir con vosotros tan buenos momentos.

    La figura restaurada, un escándalo ¡Enhorabuena!

    Abrazos,

    Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *