Grandes tintinófilos: Fernando Castillo

Fernando Castillo
Fernando Castillo

La segunda entrevista de la serie «Pequeñas entrevistas a Grandes tintinófilos» tiene como protagonista a Fernando Castillo, autor del libro El siglo de Tintín y que actualmente es noticia por la inminente publicación de su nuevo libro Tintín – Hergé, una vida del siglo XX. Los que fuimos al 2º Encuentro Tintinófilo ¡Mil Rayos! tuvimos la suerte de escucharlo y fue espectacular.

– ¿Por qué Tintín? ¿Cuándo y cómo empezó tu afición por Tintín?

Por pura casualidad, como sucede con las cosas importantes: un regalo inesperado que se convierte en referente a los 11 años y luego un discreto seguimiento de las siguientes aventuras, en las que cada vez iba encontrando más referencias a los acontecimientos y a la historia. De todas formas, disto de ser un titntinólogo, y ni siquiera creo que llegue a la categoría de tintinófilo avanzado.

– ¿Cuál es, según tu opinión, la mejor de las aventuras de Tintín?

Muy difícil escoger pues hay grupos muy diferentes en lo que se refiere al género, al tema, al dibujo e, incluso, a la cubierta. Hay, eso sí, preferidos. Siempre me han gustado mucho Los cigarros del faraón, Stock de coque, El loto azul, El asunto Tornasol y El loto azul. Luego, Las joyas de la Castafiore… En fin, veo que son muchos los escogidos.

– ¿Por qué «Una vida del siglo XX»?

Porque indudablemente Tintín, o si se prefiere Hergé, es un personaje de esta centuria. Son dos europeos que recogen en sus aventuras las transformaciones y los acontecimientos de la época que les ha tocado vivir, en este caso los años centrales del pasado siglo.

– ¿Consideras a Hergé un visionario o más bien un narrador de su tiempo?

Creo que es una mezcla muy equilibrada de artista y periodista, que encuentra en la historieta el medio para contar lo que le interesa de aquello que está pasando en su época

– ¿Crees que se debería haber continuado con la obra de Hergé después de su muerte?

Quizás sí, al menos mientras vivieron sus colaboradores más cercanos, como Bob de Moor. Quizás este debió acabar El arte alfa, conservándose las dos versiones. Creo que De Moor se merecía el encargo, aunque a los muy puristas esto les parecerá esto una herejía.

¡¡¡Muchísimas gracias, Fernando!!!

Resumen del 2º Encuentro Tintinófilo ¡Mil Rayos!

Impresionante y espectacular.

Podría seguir utilizando palabras similares para describir la impresión que me he llevado del 2º Encuentro Tintinófilo ¡Mil Rayos! que se celebró ayer sábado en la Fundación Carlos Amberes de Madrid. Voy a intentar dar mi visión personal del evento.

Llegué al lugar del evento alrededor de la 1 de la tarde para echar una mano en la organización, ayudar a Paloma (Tornasola) a preparar la documentación que se le entregaba a los asistentes, probar los ordenadores que se iban a usar; fue alucinante ver el bullicio de personas montando los expositores bajo la supervisión de Juan d’Ors o a la gente de Mil Comics preparar su punto de venta con infinidad de material relacionado.

Fotografía del acto sobre Alix
Acto sobre Alix. De izquierda a derecha: José Luis, César y Jesús.

Tras una breve pausa para tomar algo, a las 3 empezó oficialmente la jornada, con un «evento paralelo» relacionado con Alix. Resultó muy interesante. En una charla organizada y dirigida por José Luis Povo (Bergamotte), los otros dos ponentes (César Espona y Jesús Caso) relataron la dificultad de traducir los libros de Las Aventuras de Alix al español y las trabas que se encontraron a la hora de distribuir los volúmenes. Una vez terminado este acto y tras una pausa, empezó el programa oficial de Encuentro.

Quisimos hacer una videoconferencia delante de toda la audiencia con Facundo, presidente de ¡Mil Rayos!, quién no pudo asistir por encontrarse en Argentina, para que pudiese dar la bienvenida e inaugurar el evento.

Fotografía de Fernando Rodríguez
Fernando Rodríguez

La primera actividad del Encuentro fue la charla de Fernando Rodríguez (ArteAlfa) quién, a pesar de algunos atrancos técnicos, nos enseñó a los asistentes cómo se distinguen las primeras ediciones de los volúmenes de Las Aventuras de Tintín, tanto en sus ediciones belgas como españolas. Fernando destacó la enorme labor de dos amigos del foro Tintin CFH, Francisco Estévez (Ranko) y Alejandro Martínez (Almarture). La presentación de Fernando fue bastante amena y me permitió ser un espectador de lujo al ocupar un sitio junto a él en la mesa del ponente.

Fotografía de Fernando Castillo
Fernando Castillo

Después de una breve presentación por parte de Paloma, empezó la conferencia de Fernando Castillo. El autor de El siglo de Tintín, hizo un repaso increíblemente detallado sobre el entorno socio-político de la obra de Hergé; me quedé sorprendidísimo de su capacidad a la hora de narrar los hechos y de contextualizar el momento. Se me hizo cortísima y creo que podría haber estado escuchándolo mucho más tiempo. Una suerte haberlo conocido y haber conseguido que me dedicase su libro.

Fotografía de Ana Zendrera
Ana Zendrera

A pesar de la ausencia a última hora de David Baker (Xifort) por problemas personales, los organizadores estuvieron rápidos y consiguieron que Ana Zendrera hablase, en primera persona, de la llegada de Tintín a España, de los comienzos de la editorial Juventud y de su nueva aventura editorial en Zendrera Zariquiey. Resultó muy cercano el relato sobre cómo su abuelo consiguió los derechos de publicación de Tintín en España o de cómo trabajan mano a mano con Moulinsart para editar nuevos libros. Avanzó que este año publicarán dos nuevos libros (Tintín y los juegos y el 3er volumen de El arte de Hergé).

Fotografía de la mesa redonda
Mesa redonda. De derecha a izquierda: Rafael, Tarik, José Luis y yo. (Foto: Jesús Caso)

Tras una brevísima pausa, empezó la mesa redonda que me tocó moderar. En ella participaron José Luis, Rafael (Mirphiss) y Tarik (Halloran). Intentamos hablar un poco sobre la futura película dirigida por Steven Spielberg y Peter Jackson, pero sobre todo que el público participase y aportase su opinión. Llegados a este punto me tuve que ir así que la mesa quedó bajo la supervisión de José Luis.

Por lo que me han dicho, el acto final del Encuentro, que consistía en una explicación sobre los expositores que se habían preparado, a cargo de Juan d’Ors resultó todo un éxito dado el buen hacer del relator.

A título personal me alegró muchísimo ver a gente ya conocida y tener la suerte de conocer a otras personas que comparten afición. También me llena de orgullo la capacidad de convocatoria del Encuentro, que tuvo mayor afluencia que el año anterior.

Desde aquí quiero agradecer a los que lo hicieron posible como la Fundación Carlos Amberes o MilComics; pero sobre todo me gustaría felicitar y dar la enhorabuena a los que dedicaron tantas horas y tanto esfuerzo en organizar el evento: Facundo, Nino, David, José Luis, Juan y en especial a Fernando y Paloma. ¡¡¡Muchísimas gracias!!!

Ya falta menos para el 3º Encuentro…

Grandes tintinófilos: Antonio Altarriba

Antonio Altarriba
Antonio Altarriba

Quería llevar a cabo una idea que había tenido para mejorar un poco el blog; se me ocurrió que sería interesante hacer «pequeñas entrevistas a grandes tintinófilos». Unas pocas preguntas a las personas que aportan mucho a nuestra afición.

La primera de estas mini-entrevistas quería que fuese a Antonio Altarriba, autor de El Loto Rosa y una de las grandes figuras del mundo del cómic español.

– ¿Por qué Tintín?
Porque en Tintín entra por primera vez la aventura en el cómic. La aventura de verdad, exótica pero realista, ambientada en escenarios y situaciones históricas, dibujada con atractiva precisión, desarrollada en una cuidada trama… Y, sobre todo, porque Tintín es un héroe de la inteligencia y no de la violencia.

– ¿Cuándo y cómo empezó tu afición por Tintín?

A los 11 años un amigo de mi padre me regaló Las joyas de la Castafiore en francés. El álbum acababa de aparecer -aún lo conservo- y me gustó mucho. Quizá no sea el episodio más adecuado para un chaval de esa edad, pero intuí que se trataba de algo muy distinto a los tebeos que leía en España. Fue una gran sorpresa gráfica y narrativa. Y muy divertido.

– ¿Cómo te sentiste cuando se prohibió la reedición de El Loto Rosa?
Muy decepcionado. No me lo esperaba porque había preparado la edición para que la Sociedad Moulinsart, gestora de los derechos, no tuviera nada que objetar. Todas las ilustraciones habían sido concebidas como homenaje por amigos pintores y dibujantes. Ninguna pertenecía a Hergé. A pesar de ello y desde la prepotencia económica, arremetieron contra un relato literario en el que exploraba una probable continuidad del personaje veinte años después de la muerte de su autor. Me acusaron de pervertir la esencia del personaje. El incidente me sirvió para entender que Tintín está hoy en manos de personas que no aman realmente la serie y las intrigas que propone -las explícitas y las implícitas- sino que ven en él una fuente inagotable de dinero.

– ¿Te planteas algún otro tipo de homenaje?
No. Me he unido al grupo de autores que ha decidido boicotear a Tintín, ahora preso en los sótanos más lóbregos y mercantilistas de Moulinsart. No soy el único damnificado. Muchos especialistas y verdaderos aficionados se han visto perseguidos, llevados a juicio y multados sólo por utilizar -siempre con los mejores objetivos divulgativos- imágenes de la serie. Es una actitud que el propio Hergé condenaría con toda seguridad. Al fin y al cabo él utilizó y copió numerosa documentación gráfica y fotográfica para dibujar sus viñetas…

– ¿Qué esperas de la película de Steven Spielberg y Peter Jackson sobre
Tintín?

Mucho. Quizá sea, por fin, «la» película sobre Tintín. El problema -fundamental- de la traslación de los personajes a imagen real -o realista- parece haber sido solucionado. Además se basa en uno de los episodios mejor construídos de la serie y clave en su desarrollo. No sólo es el momento en el que Haddock pasa de marino con tendencias alcohólicas a potentado con linaje nobiliario sino el encuentro de un hogar para una familia que se completa con la aparición de Tornasol.

– ¿Crees que habría que terminar el Arte Alfa inconcluso?
No. Tintín era un personaje realmente distinto a otros héroes de cómic contemporáneos. la implicación del autor en sus aventuras era muy fuerte. No creo que otro autor pueda terminar un proyecto iniciado y concebido por Hergé.

¡¡Un millón de gracias Antonio!!

Resumen del 1º Encuentro Tintinófilo

He querido dejar un par de días antes de hacer un resumen del 1º Encuentro Tintinófilo ¡Mil Rayos! que se celebró el pasado sábado día 13 en la Fundación Carlos de Amberes de Madrid.

Medallones de Arte AlfaAntes del comienzo del encuentro, tuve la suerte de conocer a algunos miembros del foro Tintin CFH, como Artealfa, Bergamotte o Tornasola. También pude conocer a Juan E. d’Ors mientras ayudaba a montar los expositores que se habilitaron. Ahí pude ver los 2 «medallones» de Artealfa que parecen recién salidos de la imprenta, alucinante el estado para tener casi 60 años.

También vi a la gente de TintinCat montar un pequeño espacio de compra-venta, donde aproveché para hacer con 2 hojas relacionadas con el sello emitido en el año 2000 en Francia.

Cuando empezó la jornada, Facundo (quien junto con Bigtwin1000 fue el organizador del evento) junto con una persona de la Fundación, hicieron la presentación del acto.

Seguidamente otro ilustre miembro del foro Tintin CFH, Xifort, hizo un análisis pormenorizado y muy detallado de la obra de Hergé con muchísimos detalles y elementos enriquecedores. Me pareció una gran exposición de la cronología de la obra del autor.

Un video sobre la exposición Tout Hergé realizada en 1991 en Welkenraedt consiguió hacernos retroceder a la época en la que era más fácil hablar y exponer sobre Hergé y su obra.

Después, otro miembro del foro de quien ya hablé con anterioridad, Bergamotte, realizó un homenaje a Jacques Martin, con motivo de su reciente fallecimiento. Impresionante, con mucha información y muy preciso.

En el breve descanso Juan E. d’Ors aprovechó para hacer una breve visita guiada a los expositores que se pusieron. Entre las cosas que se mostraban, había verdaderas joyas procedentes de las colecciones personales de Artealfa y Tornasola; los 2 medallones, varios ejemplares de Le Petit Vingtieme, Le Soir, Coeurs Vaillants… ¡¡espléndidas!!

Pedro Rey en la Mesa RedondaTras el descanso, era el turno de la Mesa redonda moderada por Juan E. d’Ors y el que escribe estas líneas. Fue un momento bastante importante para mí, ya que compartía responsabilidad con alguien muy importante del «Planeta Tintiniano» hispano y porque tenía que estar al frente de un auditorio al que intentamos hacer participar del debate. Creo que el resultado fue aceptable, porque conseguimos un coloquio en el que algunos asistentes fueron también protagonistas.

El colofón al debate fue la entrega, por parte de Facundo, del carnet de Socio Honorario de la asociación ¡Mil Rayos! a Juan E. d’Ors.

La intevención final fue de Nuria que actuó en representación de la Librería Futurama de Valencia, quien se encargó de poner el remate perfecto, realizando preguntas al público con regalo a los que lo acertasen. Yo conseguí responder si la marca de whisky Loch Lommond existió realmente (de lo que ya hablé anteriormente).

Mi percepción subjetiva no puede ser más positiva, fue impresionante conocer a tantas personas con las que compartir una gran afición, a personas que conocía «virtualmente» y a gente ilustre. Gracias a todos. El evento fue magnífico y espero que se pueda repetir pronto. Las dos únicas notas tristes fueron que me resultó imposible quedarme a la cena y, sobre todo, que Bigtwin1000 no asistiese por motivos personales.

PD. Como no tengo autorización de los «implicados», prefiero no poner fotos de las personas.

Otro resumen del mismo encuentro, se puede leer gracias a Bergamotte: http://miscomicsymas.blogspot.com/2010/02/1er-encuentro-tintinofilo-en-madrid-13.html

Visita al Museo Hergé (y 3)

Ya para acabar, me gustaría hacer un resumen del viaje en su conjunto ya que, por suerte, no acabó con la visita al Museo Hergé.

Tras la visita al museo fuimos a comer a un restaurante relacionado con el mundo del cómic de un modo bastante personal.

Después visita al centro de Bruselas (Grand Place, Manneken Pis…). Aprovechamos para visitar la tienda oficial de Tintín, que está cerca de la Grand Place, y yo para salir con numerosos objetos más para la colección.

La conclusión es que lo mejor del viaje fue la compañía, tanto Xabier (el otro ganador del premio) como Pau hicieron la visita mucho más provechosa.

Mención aparte merece Jordi. ¡Muchas gracias!. Ha sido un lujo haber podido visitar el museo con alguien tan erudito en la materia y con un conocimiento tan grande de la obra de Hergé. Además, compartir conversaciones con el poseedor de una las mejores colecciones sobre Hergé y Tintín fue impresionante.

Una experiencia irrepetible.

Visita al Museo Hergé (2)

En esta segunda entrega voy a hablar del edificio del Museo y su emplazamiento.

El edificio es espectacular. De arquitectura muy moderna, se sale de los edificios convencionales, haciendo una especie de H con su planta. Consta de 2 plantas y hay mucha luz natural al tener bastantes espacios diáfanos. Unas pasarelas entre los módulos, unen las salas. Muy impresionante. (Hace tiempo ya puse un vídeo en el que se mostraba el proceso de construcción)

Ahora bien, la ubicación del mismo es completamente ilógica. ¿Qué sentido tiene hacer un museo, que creo debería ser referencia para Bélgica, en una localidad a 30 kms. de Bruselas?. Creo que haber restaurado algún edificio en la capital o haber construído algo dentro del ámbito de acción del metro, por ejemplo, haría que el número de visitantes se multiplicase.

Para llegar desde la capital belga, se puede hacer por tren, pero desde el aeropuerto sólo se puede llegar con coche y doy fé de que no es fácil. Todo un entramado de autopistas y vías rápidas (incluyendo cambios de denominación de los lugares) complican el objetivo de llegar a la ciudad de Louvain-la-Neuve.

Por si fuera poco, no hay ningún parking del museo, hay uno relativamente cerca, pero que no está bien señalado; y una vez se deja el coche ahí, desde una plaza se llega mediante una pasarela hasta el museo, que se ubica en la Rue du Labrador, 26 (gran guiño de la localidad).

Visita al Museo Hergé (1)

Museo Hergé

Ésta es la primera publicación sobre mi viaje al Museo Hergé, y quiero centrarme en el contenido del Museo (de puertas para dentro).

En una palabra lo resumiría como «decepcionante».

Me parece que las salas no siguen un hilo argumental de ninguna clase, que el contenido más que de un museo monotemático parece el de una exposición itinerante, que no se ha cuidado lo que se expone y cómo se muestra y, lo que es peor, que es el resultado de una colección no muy extensa ni muy completa.

Por partes:

No tiene sentido que, en la sala donde se habla de la vida de George Remí, entre dos diseños a lápiz de la portada de El Tesoro de Rackham el Rojo haya un ejemplar de Coeurs Valliant y un ejemplar nº1 de la Revista Tintín en su edición francesa. Creo que hay que ser coherente y usar las portadas, de valor incalculable, para, por ejemplo, mostrar el proceso de creación de la portada de un libro; y no para estar expuestas, sin más, junto a revistas que son difíciles de conseguir, pero que se pueden ver a la venta de vez en cuando…

En esa misma sala se expone una hoja de la aventura del Thermozero (de la que quiero hablar con más calma en otro post), pero en ningún momento se explica lo que es, o el significado de esa plancha suelta.

No vi ningún material de impresión como planchas, rotativas o similares, aunque sí algunas pruebas de color. Además, algunas de las «joyas», como borradores de portadas, no están en su propio marco, con lo que parece que se están deteriorando poco a poco.

Se centran en la etapa de Hergé como dibujante de elementos publicitarios, que sí que forma parte de su bagaje como diseñador, pero que no es lo suficientemente importante como para ocupar un sala (creo yo).

Los expositores de muchas de las obras están colocados muy bajos, tanto que hay que estar bastante agachado en gran parte de la exposición; y la señalética y carteles informativos o expilcativos dejan mucho que desear. Imperdonable. Además, el hecho de que en una vitrina tuviesen un Medallón escondido bajo ediciones de la actualidad me dolió especialmente.

Se ven muchos de los objetos en los que se  supone que se basó Hergé para sus diseños, pero creo que ver una «reproducción» del palo de madera que sale disparado de la cámara con resorte de El Cetro de Ottokar no enriquece la exposición. Como ejemplo.

No se paran a explicar los personajes (salvo una pequeña vitrina para cada uno). Si Tornasol, Haddock o Castafiore han servido para crearse libros específicos sobre cada personaje, creo que deberían darles el merecido lugar en la obra de Hergé y, por extensión, en su museo.

Lo que eché en falta son cosas como información sobre los sellos editados conmemorativos, Tintín y los coches, Tintín y los barcos, Tintín y los aviones… es decir, centrarse un poco en los dibujos, en el realismo, en la línea clara, en la importancia de Tintín en la sociedad… Tampoco tiene sentido poner algún disco «suelto» entre las vitrinas (que además no era 1ª edición), creo que tendrían que haber hecho el esfuerzo de conseguir todo lo que tiene que ver con Tintín y la música; porque no se muestra ningún CD y en discos de vinilo también se puede conseguir muchísimo.

Tener un cubículo con libros de todos los idiomas (sin ninguno en vasco, catalán o gallego, por ejemplo) con voces pronunciando los títulos no aporta nada, creo que es mejor indicar los idiomas a los que se ha traducido, o enseñar los países en los que hay ediciones.

Desde la segunda planta ya se olía el olor de la comida que salía del comedor que está en la planta baja, y eso no queda muy bien en un museo de categoría.

Como puntos destacables, la exposición temporal sobre Tchang, muy buena y muy recomendable; la tienda está muy muy bien y la gente que atiende allí es bastante amable.

Aún así, merece la pena ir, aunque sólo sea para ver si todo esto mejora. Yo espero volver en breve.