Mudanza de Rafael R. Rodríguez

Hace algún tiempo hablé de una tienda que me parece espectacular, Rafael R. Rodríguez, en Vigo.

Ayer, alguien muy querido me avisó de que salía una entrevista a su dueña en la edición de Vigo de La Voz de Galicia; en la que cuentan que cierran la ubicación de la tienda y se mudan a otra tienda que tienen en la calle Torrecedeira, que antes estaba especializada en papelería.

Una suerte que podamos seguir disfrutando de ese espacio único para tintinófilos, aunque yo hace mucho que no puedo ir por allí.

Visto en: http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2012/02/12/tintin-rodeado-santos/0003_201202V12C16991.htm

Rafael R. Rodríguez

Hoy quiero hacer una entrada que no es publicitaria pero que considero importante si se trata de seguir el universo tintiniano. Quiero dejar bien claro que los comentarios que aquí hago son completamente subjetivos y que si tengo que considerar alguna tienda como «mi» tienda, a día de hoy es, sin duda, Alita Comics (de la que hablaré pronto).

Foto de la fachada

Me gustaría hablar de una tienda situada en Vigo (provincia de Pontevedra), concretamente en la zona vieja, junto al mercado de La Piedra y la colegiata de Santa María o Concatedral (calle Oliva, 16). El nombre de la tienda es Librería-Papelería Rafael R. Rodríguez y es uno de los lugares más peculiares que conozco.

Foto del escaparate de Tintín

En una misma tienda se aúnan una extensísima colección de imaginería religiosa, con recuerdos de la ciudad, objetos relacionados con las hadas, gnomos, trolls, etc. Pero lo que más me llamó siempre la atención, y el motivo por el que aquí la cito, es por ser una tienda especializada en Tintín.

Cuando digo que la tienda es especializada, me refiero no sólo a que es impresionante el volumen de objetos tintinianos que allí hay sino a la pasión con la que su dueño es capaz de hablar y enseñar sobre el mundo de Tintín. Hay pocas cosas más gratificantes que ver a alguien apasionado con una afición/negocio. Sin duda es de esos lugares que todo buen tintinófilo debería visitar.

Por desgracia, aunque hace poco estuve por allí, no tengo la suerte de poder ir con frecuencia; pero recomiendo a todos los que puedan y les guste Tintín, que se acerquen.