Tintín y el Thermozéro

 

Últimamente están apareciendo rumores, lógicamente intencionados, que hablan de la posible aparición de un libro sobre la aventura del Thermozéro. De este libro ya hablé hace 4 años, así que no voy a profundizar más sobre él.

De lo que sí me gustaría dar mi opinión es sobre la mercantilización y explotación de los derechos de la obra de Hergé. Que salga este libro a la venta es, a mi entender, más que probable, puesto que sería otra forma de seguir exprimiendo a los coleccionistas y tintinófilos.

Tras los ejemplares de Les archives Hergé, y la finalización del grandísimo estudio comprendido en los 7 volúmenes Chronologie d’une oeuvre, parece claro que desde Moulinsart optan por “rebuscar” en los cajones y así publicar nuevos materiales con los que editar libros. El caso más claro es el de La Malédiction de Rascar Capac, un libro que recoge información poco conocida sobre los comienzos de la aventura Las 7 bolas de cristal.

Hay que recordar, por la similitud que tiene, que la versión que conocemos de Tintín y el Arte-Alfa se hizo con muchísimo más material del que hay sobre el Thermozéro (sólo 8 páginas y un guión que no era de Hergé).

Como me gusta decir, siguen haciendo “arqueología de Tintín”; esta vez en los cajones y estanterías, a la caza de posibles temas para futuros libros…

Pues si sumamos todo esto, creo que el libro lo llegaremos a ver y que habrá más publicaciones similares de materiales inéditos, de dudoso valor para los estudiosos de la obra de Hergé.

Thermozero

En 1958, cuando Hergé estaba sufriendo una crisis creativa, decide pedirle a otro autor, Michael Regnier (conocido como Greg) ayuda para un nuevo libro, que se debería titular Le Thermozéro.

Tras algunas reuniones, el resultado son 8 páginas de bocetos que no terminan de convencer a los Studios Hergé y que conllevan la cancelación de ese proyecto.

El argumento de dicho libro iba a ser muy parecido a “El Asunto Tornasol”, ya que un nuevo tipo de bomba que funciona sin oxígeno sería el hilo conductor que permitiría desarrollar toda la trama.

Hergé no desestimó el trabajo de Greg y pensaba que Le Thermozéro, si bien no tenía suficiente peso para convertirse en un libro, sí que podría servir para una película; aunque nunca se llegó a realizar. Donde sí fructificó el guión de Greg, fue en Tintín y el Lago de los Tiburones, de la que es responsable.

Más información: